miércoles, 21 de octubre de 2009

Telas para decoración para niños

Esta es una veta que comercialmente puede ser aprovechada. En este aspecto, hay algo que debe respetarse siempre en los cuartos de niños pequeños: es el espacio. Dejar despejada una buena parte del ambiente donde el chico pasa gran parte de su día, es fundamental. Por eso, lo que suele hacerse es ubicar los muebles contra las paredes.
Hablando de las paredes, este es otro elemento en la decoración al que los padres le suelen dedicar su tiempo. Pese a que las opciones más tradicionales nos aconsejan inclinarios por patrones de globos o animales (osos, elefantes, etc.), las últimas tendencias van más hacia lo personal. Es allí donde nuestros souvenirs en tela pueden ser de utilidad.
Dejar que el propio niño sea el protagonista de la decora­ción de su habitat, dibujando sobre las paredes de su habi­tación, termina brindando un toque más libre y personal, aparte de desestructurar todo el asunto. No obstante, esto no entra dentro de lo recomendado por nosotros. No todo debe ser una cuestión de estilo y color. Las prefe­rencias personales a veces se deben dejar de lado para dar paso a cuestiones más importantes para el bienestar de los hijos. Por ejemplo, si se tienen hijos muy chicos (especial­mente recién nacidos) no será conveniente usar largas telas como material para las cortinas. Esto puede producir acci­dentes domésticos inesperados. Por eso, nuestros elemen­tos aquí, tienen la finalidad de la decoración (por eso, la pin­tura sobre tela, su originalidad y estética son importantes). La mejor opción por lo tanto, suele ser mantener las cosas simples, no complicarse innecesariamente y atender al lla­mado del sentido común.
Las telas en este caso,y los accesorios que confeccionamos, pueden ser aquellos que los niños pueden apreciar y ade­más no son peligrosos:
• adornos
• sostenes de blogs o juguetes •juguetes en tela
• animalitos de tela.
Se debe ser especialmente cuidadoso con cómo se decora una ventana o un espacio y con qué materiales se lo hace cuando están situadas cerca de la cama o cuna, o de otro ti­po de muebles (cajones, mesas, etc.). Una ventana cerca de alguno de estos lugares le dará oportunidad al niño de agarrarse de cualquier trozo de tela que esté a la vista. Y no hablemos de una superficie apta para treparse y colocada al lado de una ventana.
Por eso, la tela en los niños debe ser utilizada para objetos manejables y poco peligrosos.
Por último, ante cualquier duda o problema conviene acercarse hasta alguna tienda especializada en decora­ción para niños, si es que no somos especialistas en el te­ma, o si queremos desarrollar la confección de productos en la línea de la decoración para niños. Aquí entra la "ter-cerización" de servicios que es útil en nuestro emprendi-miento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario